La revolución española llega hasta los periódicos finlandeses

Se puede leer lo siguiente en el periódico de hoy finlandés ‘Helsingin Sanomat’:

Titular: Jóvenes contra la crisis financiera en España.

Pie de foto: Manifestantes pintan en señal de protesta este Miércoles una pancarta en La Puerta del Sol de Madrid.

Contenido: Madrid. Grupos de jóvenes se han concentrado en las calles de toda España. Facebook y Twitter han sido los principales canales de comunicación que se han desplegado en contra de la crisis financiera.

Jóvenes desempleados en España han sido inspirados por las manifestaciones espontáneas en paises Árabes y culpan a los políticos españoles sobre los efectos de la crisis financiera. Los ciudadanos piden una renovación completa del sistema actual. “Estamos cansados de todo esto” dice una estudiante universitaria de 17 años que se encontraba en la Plaza Puerta del Sol este Miércoles.

Los manifestantes se han establecido en la plaza principal de Madrid y han montado un campamento. Mucha gente ha decidido quedarse por la noche y algunos han usado colchones y permanecerán allí hasta el Domingo cuando se celebren las elecciones.

Laura trabaja en la comunicación de este campamento. Prefiere no decir su apellido porque dice estar ahí como una manifestante más en un acto de comunidad, no como individual. “Los bancos y las instituciones financieras han causado esta crisis. Deben ser ellos quienes paguen las consecuencias, no nosotros”, clama Laura.

“Estamos cansados con el sistema que los dos partidos mayoritarios nos ofrecen y que no son verdaderas alternativas. Estos políticos son unos ladrones”, dice Jorge Castellanos, un estudiante de música de 23 años de edad.

La gente joven en España está frustrada. La tasa de desempleo es del 21.3%, sin embargo la tasa de paro juvenil ronda ya el 43%.

Hasta ahora, las manifestaciones que se habían producido no habían sido muy multitudinarias. Los manifestantes se hacen llamar a sí mismos como “El movimiento del 15 de Mayo”, debido a que la primera manifestación fue el 15 de Mayo.

La noche del Miércoles la situación fue algo crítica, debido a que el Ayuntamiento de Madrid prohibió estas concentraciones basándose en la privacidad de derecho de voto.

El partido socialista ha estado perdiendo la posición de liderazgo durante el transcurso del tiempo para las próximas elecciones en España.

Nota propia:

Ayer estuve mandando unos cuantos mails a distintos medios finlandeses. Hoy mirando el periódico pude ver por primera vez alguna noticia aquí haciendo referencia a ello, aunque desafortunadamente sólo se menciona que se manifiesta gente joven. Por lo que mandaré un nuevo mail a estos medios para especificar que no sólo es gente joven, sino de todas las edades, de todas las tendencias políticas, padres y madres de familia, abuelos, gente en paro, profesores que simplemente estamos cansados de la corrupción política de nuestro país, simplemente queremos vivir mejor sea cual sea nuestra ideología y eso es lo que nos mantiene unidos.

Pido también disculpas de antemano si alguna traducción no es totalmente certera, ya que el Suomi o Finés es un idioma bastante complejo, aunque he intentado traducirlo lo mejor que he podido.

Anuncios

9 Respuestas a “La revolución española llega hasta los periódicos finlandeses

  1. Me alegro un montón por fin ya se empieza a conocer

    • Y yo Alberto… necesitamos dar una lección de civismo y construir España desde 0… libre de corrupción, las cosas deben cambiar y todos debemos poner de nuestra parte! sin excepciones y sin excluir a nadie! todos valemos lo mismo… ni más ni menos!

  2. Esto es un movimiento imparable!!

  3. Pingback: La revolución española llega hasta los periódicos finlandeses

  4. Pingback: La revolución española llega hasta los periódicos finlandeses | PHP SPain

  5. Democracia, un sistema de desconfianzas.
    A los jóvenes siempre se les debe escuchar. Y más, cuando abandonan su condición de “ni-ni” y se les pone la etiqueta de generación perdida. Muchos jóvenes han salido del teclado casero y hogareño para pernoctar en una fría plaza en ágoras protestas. Reivindicando lo que es justo, lo que es injusto y lo que probablemente es real.
    -¡Habla pueblo habla, tuyo es el mañana!
    Ahora la burbuja no es inmobiliaria, sino de desconfianza y aprensión a los poderes de los que manejan nuestras vidas. Y como pompas de jabón en el aire, los jóvenes se elevan suavemente, poco a poco, con la intención de que se les vea desde las alturas de los escaños y las tarimas que les controlan desde la lejanía del horizonte. La indiferencia no es buena dialogadora, ni la represión buen síntoma de libertad.
    Ahora que las pintan bastos, -y espadas también-, algunos ciudadanos creen que hartos de corrupciones, engaños, globalizaciones varias y especulaciones mal intencionadas, ha llegado el momento de salir a la calle para que escuchen su voz cansada. Esa voz que sólo pide trabajo, vivienda digna y un poco de empatía a sus dirigentes. La desconfianza generalizada se ha apoderado día tras día del qué sufre de la crisis desde la fila cero, en primera línea. Probablemente, los canallas de la codicia y la especulación se lo miran todo esto por televisión entre risas y sarcasmos, e igual, contando chistes de parados y desdichados, embutidos en sus poltronas de azufre donde las crisis y otros apuros no les alcanzan ni les llegan a infectar sus colmados bolsillos.
    La voz del más débil se amplifica con miles de aullidos desconocidos y, que todos a la vez, actúan como un reclamo que no se debe ignorar ni anular de un simple carpetazo o girar la cabeza hacia otro lado.
    ¿Huimos de la libertad y corremos hacia el pragmatismo? El pragmatismo postula, como adición, que no hay verdad sin interés. Y la fe racionalista, que expresa que no hay libertad sin conocimiento El riesgo de la democracia es desconfiar de sus virtudes para saber si tenemos como defecto y tara a una libertad real o de facto. El sistema se muestra receloso y la pluralidad del pueblo puesta en duda. Porque el ciudadano percibe que los grandes problemas están “estancados”, no se resuelven, no se avanza. El azar y aventura de ignorar la protesta por parte de la clase política, es caer en el peligro de un punto de “no retorno”, como aquél que iba buscando el peligro y murió en él.
    El elector, que suele ser criatura confiada, está aburrido y desencantado de tanta oferta, molido por debates televisivos y tertulias paralelas casi a diario que se le hacen pesadas e inacabables, y que tampoco quiere estar oyéndolos noche tras día. A veces con mensajes misteriosos y llenos de disparates. Y que harto de votar al partido que más confianza suele generarle, ve como al final se cambian “estampitas” con otras formaciones, más por el intento de acceder al poder que por convicciones propias, donde unos fueron lo que ya no son, y otros, son lo que ya no fueron, tomándonos a veces a los electores por gentes idiotas y de poco entendimiento, donde los políticos todo se lo guisan y se lo sirven a su modo. Despistado y errante, a la deriva va el ciudadano con su buque porqué está acostumbrado a la miseria de su paga.
    -¡Callad políticos!, y acercar vuestros labios y vuestros oídos oídos a las plazas y a las ágoras del sufrido ciudadano que no llega a fin de mes. Que con vuestra decisión, será lo más cerca que estaréis del pueblo.
    Y como decía Platón en la “República”, el legislador no puede proponerse la felicidad de cierto orden de ciudadanos con exclusión de los demás, sino la felicidad de todos. Lo contrario sería la Timocracia, donde el gobierno de los hombres guerreros sólo piensan en generar combates y conquistas aunque sea con la palabra y tirándose los trastos a la cabeza en debates, broncas, grescas y otros cuentos. Porque amigos, la democracia no es negociable. Para mover y avanzar en el tablero del ajedrez, hay que poner la mano sobre la ficha.
    ¡Habla pueblo habla, tuyo es el mañana !
    Sergio farras, escritor tremendista.

    • Gracias por tu extenso comentario Sergio. Creo que primero debemos asentar unas bases fundamentales en el que no excluamos a nadie. Limpiar el país de corrupción política que se ha creado, luego ya iremos cada uno por nuestro camino en el modelo econónico. Pero lo que no podemos hacer, es siempre tener estas diferencias y acabar entre unos y otros odiandonos, con el odio no se lleva a ningún sitio… y nos tiene que unir una misma causa… dando ejemplo a todo el Mundo, de forma pacífica y cívica. Tenemos que dar una lección a los políticos del PP y PSOE, tenemos que demostrarles que no nos van a dividir como han hecho todos estos años para que mientras ellos, se lleven el botín. Tenemos que ser serios y coherentes, dejarnos de prejuicios y unirnos por esta misma causa… sólo así podremos construir una sociedad mejor sin importar nuestras ideas a nivel económico. Que nos Gobierne izquierdas o derechas luego, pero que NO sean corruptos, con una ley electoral justa de verdad. Eso es lo que pedimos y lo vamos a conseguir.

  6. Pingback: Supervivencia en Helsinki, Finlandia | Looking for a place in the world...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s