Samuel: el chico de los cereales

En episodios anteriores con Campaña de recoleccion para la compra de unas zapatillas para Jon o las aventuras de las Conquistas en Siberia de Italo y su chaqueta… Pero no, hoy no os hablare de mendigos ni conquistadores… hoy os hablare de “Samuel: El chico de los cereales”.

Hubo un tiempo no muy lejano, en el que los cereales escaseaban, debido a la falta de fertilizantes, alimentos modificados geneticamenta y demas chusma. Por lo que la cosecha de avena de cada año, dependia unica y exclusivamente del debil y flacido balance de las lluvias y el sol. Por supuesto, todos nos acordamos de aquel 10 de abril de 1815, tambien conocido como el año sin verano.  No mucho mejores que el periodo desgraciado (que por supuesto todos tambien recordamos con nostalgia) del clima extremo en los años 535 y 536.

20140831_124259

Samuel, tambien conocido como el Chico de los cereales

Desde entonces, se cree que hay un 1% de la poblacion que padece el mal apodado sindrome de los cereales, o tambien conocido como sindrome Lou, ya que su descubridor estudio en una pequeña universidad en la Universidad de Zaragoza que formaba parte de la LOU.

20140831_124304

El Chico de los cereales pillado ‘in fraganti’ en una estacion de ferrocarril en el centro de Espoo (Segunda ciudad Finlandesa)

El sindrome en si, supone un apego extremo a distintos tipos de cereales, generalmente a la avena, aunque puede aunque tambien se tiene tendencia al consumo excesivo de la cebada, mijo, maiz, arroz, trigo y en los casos mas extremos al terrible centeno. Todos recordamos aquel pan negro que la abuela nos insistia que era tan bueno… que mas que centeno, sonaba a centellas. Pues si hijos si, en esos casos donde esta patologia es mas extrema, podemos ver a gente atiborrandose de pan… negro.

En algunos otros casos, podemos ver como la gente que sufre esta enfermedad, llega incluso a enorgullecerse de su patologia, haciendo selfies de si mismo una y otra vez sin parar con su paquete de cereales, hasta que se los acaban. Claro que para ello es necesario la ingesta de grandes cantidades de una secreción nutritiva de color blanquecino opaco producida por las glándulas mamarias de las hembras de los mamiferos… tambien llamado leche (sic).

20140831_124310

El Chico de los cereales haciendo un Selfie

Actualmente Samuel, o mas conocido como el Chico de los cereales, esta en tratamiento, y ha conseguido bajar su dosis de cereales a tan solo 2 paquetes al dia. Una persona sana, en un estado fisico normal y una actividad deportiva corriente, toma por lo general 2 paquetes a la semana.

Se estima que Samuel estara totalmente curado a mediados de 2026. Hasta entonces se le ira reduciendo la dosis de avena en 150 gr por semana.

Se cree que por culpa de este sindrome, los cereales en el mundo se acabaran en menos de 20 años, como el cacao en China, que esta de moda.

Los efectos secundarios de esta patologia son: buenrollismo, buena gente, empatia extrema, ven el mundo a modo frames (I, P, B), les suele gustar el arroz coreano, y son propensos a la hiperactividad deportiva, llegando a ser capaces de realizar un unico deporte de manera continuada por minutos, horas e incluso dias. Por ejemplo, en este especimen Samuel ha llegado a destacarse en Kenpo (todos sabemos que esta palabra no es española, porque estaria mal escrita, ya que delante de una “p” nunca puede haber una “n”, sino una “m”). Samuel fue campeon de España (primera potencia africana con permiso de Sudafrica y Marruecos) en este arte marcial, que viene a significar algo asi como “Ley del puño” (aunque parece ser que esta es una traduccion erronea y significa “Metodo del puño”, pero esto no mola tanto, ni es sanguinario ni chanante, asi que lo dejamos con lo de dar hostias como panes).

20140831_124931

Al menos tiene buen gusto para los cereales el chaval

Pues eso, que si algun dia estais por Finlandia, teneis problemas y os encontrais a Samuel, quiza pueda contratarle: el equipo A.

Pero veamos como es este arte marcial que Samuel practica (y asi puede no ser un gordo con obesidad mordida debido a la ingente cantidad de cereales que se mete):

A que mola la musiquita?

Y aqui hay un zas en toda la cara real

En 2014, Samuel publico un libro de nutricion llamado “Yo y mis cereales”, en el cual enfatiza lo bueno que es comer avena y lanza una dura critica contra la comida basura y en especial hacia las grasas trans.

Y recuerda:

DI NO A LAS GRASAS TRANS. Campaña de concienciacion nutricional

grasa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s